27 feb. 2008

Crónicas en el Metro de Caracas (I)

Por razones que luego explicaré estoy transportándome a diario en el Metro de Caracas. Ese otrora espacio en el que las personas se convertía en gente luego de pasar por el torniquete... ese mismo en el que ahora es común los empujones sin disculpas y que hayan víctimas del hampa o de la ceguera que provoca que niñitos como el que salió en la prensa de hoy (El Universal, cuerpo 3, página 4) tenga un brazo con fracturas múltiples luego de que lo empujaran en la estación de Plaza Venezuela los que entraban y salían del vagón...

En fin, estos días he reconfirmado que en un vagón del Metro -sin importar la hora- podrás conseguirte de frente con muchas realidades, muchos personajes que parecen de ficción pero que sí existen y si te pones imaginativa crearás un sin fin de historias bastantes creíbles...

La que sigue es una real, una arrancada de la vida misma:

Estaba yo anoche muy tranquila, sentadita, escuchando a No Doubt en dirección a mi casa. Al acercarme a mi estación destino, me quito los audífonos y apago el iPod. Al lado estaba una familia joven conformada por una chica linda como de mi edad (o un poco menor), su simpático esposo o pareja (de edad similar) y una niña como de 6 añitos.

La muchacha empezó a hablar con su pareja sobre un "odontológico" que consiguió en una revista para arreglarse el diente roto (su incisivo central derecho lo tenía por la mitad y en diagonal), que si lo llamaría hoy, que si esperaba que fuese económico, que reuniría el dinero para sentirse mejor al sonreír, etc...

El esposo la interrumpe para recordarle "que debe poner prioridades", yo quedé sorprendida, pensé que haría referencia a algo que tenía que ver la hija de ambos, que le diría algo de la escuela de la pequeña y que luego la ayudaría a arreglarse el diente. Me dije "oye, que chico tan maduro, así es que se sale pa' lante"...

¿La prioridad a la que hizo referencia? ¿Esa que su esposa debía tomar en cuenta por sobre completarse la mitad de un diente? un iPod...

Así estamos y así seguimos...

Tags: , , .

5 comentarios:

Guso dijo...

WTF!? excelente prioridad la del muchacho, al parecer es mejor para él consentir a sus oidos que ver una hermosa sonrisa en su acompañante! como diría oscar yanes: "Así son las cosas"...
Saludos!

Anónimo dijo...

Haz cola... tu sabes como es el metro! :( Admito que ya ando insensible a eso.

Más duros son los autobuses Plaza Catia/Chacaito!! :O

Maru

Daniel Ricardo dijo...

Eve, no hace falta morirse y haber cometido pecados sobre la tierra para ir al infierno. Basta sólo respirar, vivir en Caracas y tener la desgracia de tranposrtarse en metro -alguna vez ejemplo mundial de civismo-... ESTE ES EL VERDADERO INFIERNO, QUEDA EN EL SUBSUELO DE CARACAS, VENEZUELA! Te lo digo yo que fui usuario de esa mierda por más de 10 años, tiempo suficiente para darme cuenta que no somos tercermundistas, sino décimomundistas con ínfulas de trigésimononagésimomundistas. Por mucho que aquí se cambie de gobierno, el rancho está bien metido no en la cabeza, sino en los genes de (lamentablemente) la mayoría de los venezolanos... véase a la "gente" en el metro para que no digan que hablo güevonadas. Allí se vive cuán descompuesto está en país, no por el país en sí ni por las bestias que nos gobiernan y nos han gobernado, sino por la podredumbre de "ciudadanía" que abunda en este país y especialmente en Caracas. Véase a la "gente" en el metro, insisto.
Eve la historia del iPod como prioridad es apenas un "Blancanieves" respecto a lo que sucede, ocurre y se vive debajo de esta ciudad (y peor aún, sobre ella y el resto del país).
Jamás seremos un país civilizado ni una nación desarrollada, jamás... salvo que nos lancen una bomba atómica y nos borren a todos, porque aun cuando exista gente que SÍ vale la pena, ya son más los que joden y tienen al país podrido (y siguen aumentando). Kaputt

Evelyn dijo...

Pues si Guso, cómo la ves?

Maru, estoy segura de eso...

Dani, siempre lo he dicho... lo que tiene jodido a este país son los mismos venezolanos... no tengo duda de ello.

Blahkout dijo...

:| JAJAJAJAJAJA mierda, que bueno este post. Increíble, me encanta tu blog por cierto.