28 sept. 2006

Made in Venezuela (VII parte)

Todos quienes han acampado en cualquiera de nuestras espectáculares playas se han visto en la necesidad de llevar candados para las carpas, estar pendiente de no dejar la toalla lejos de su ángulo de visión, ni que decir de las "cholas"... y hay que olvidar el irse a caminar y dejar las cosas a la buena de Dios... porque simplemente cuando regreses ya no estarán allí...

Ese realmente no es el punto central de este post... la cuestion es que nos acostumbramos a que esas cosas pasaran, pero creímos que en las islas las cosas eran más seguras, ni que decir de la seguridad que te daba el quedarte en una posada o en un hotel ¿sabes? por la falsa idea de que los ladrones y asesinos no viajan a través del mar... grosso error.

Hace algunas semanas me sorprendí con la noticia de que habían atracado uno de los dos abasticos que están en la Isla de Coche... pero mi sorpresa fue extrema cuando me enteré de la muerte de la italiana en el Gran Roque... dentro de la habitación de la posada... estaba celebrando su luna de miel, su esposo fue golpeado brutalmente y está aquí en Caracas en una clínica...

Quienes conocen Los Roques pensarán, al igual que yo, que no pasará mucho tiempo en que atrapen a los asesinos puesto que no podrían huir... el Gran Roque es pequeñito, revisan los vuelos y no puede salir ninguna embarcación... y adivinen qué? no han conseguido a los culpables... y presumen que ya escaparon...

Qué mal me siento... no sólo por la turista, el hijo que esperaba y su familia sino que estaba convencida de que ese era un pedacito del Paraíso... y no, no lo es... es otro pedacito de la actual Venezuela...
:o(

Tags: , , , .

4 comentarios:

juan dijo...

q vergüenza, y pensar q esto ocurre a dias de empezar la feria de turismo internacional

Evelyn dijo...

Así es Juan... uno queda simplemente sin palabras...
Gracias de nuevo por pasar por acá!!

martis dijo...

Eve, lamentablemente para nosotros "el mejor secreto guardado del Caribe" no es la belleza y paz de nuestras playas, campos y regiones en general; eso era antes cuando Venezuela era un país de gente. Ahora parece que cada vez más somos "targets ambulantes" a la espera de que un imbecil literlmente nos caze. Total, las autoridades no harán nada. El secreto es respetar la vida, es hacer la justicia, es ser eficiente, el secreto es reaprender a vivir civilizadamente. Lástima que ya hasta los Roques se infectaron.

Evelyn dijo...

:(