16 nov. 2006

Señoras de servicio… otra historia de ficción ¿o no? (II)

Algunos de ustedes sabrán que hace unos meses la señora que limpiaba en mi casa me dejó… los actualizo:

Encontré a una jovencita. Esta chica durante nuestro primer encuentro enfatizó que no cocinaba pero que sí comía en la casa donde trabajaba… así que le dije: “bueno corazón, allí estamos mal, porque nosotros no almorzamos aquí y no voy a cocinarte la noche anterior. Te recomiendo que traigas comida de tu casa”, fin del tema.

La chica limpió ese día sin grandes observaciones, a la semana siguiente yo tenía que dar una conferencia y debía estar a las 8:30 am. La joven me llamó a las 8:22 am para decirme que no podría asistir ese día pues se le había complicado… ¿?

Fue por segunda vez y luego me llamó para avisarme que no volvería… La chica quedó embarazada, es obvio que no puede trabajar, así que me quedé de nuevo sola con la escoba...

Dos semanas después vino una señora… desde las 7:30 am (hora que dijo llegaría) estaba atenta al intercomunicador y nada… de repente suena mi puerta (no el timbre) como si fueran a tumbarla… era ella. Lo primero que me dijo fue: “Estaba a punto de irme, pues nadie me atendía” (ni siquiera Buenos días).

Luego de mis disculpas porque el timbre no servía y no lo sabía, se sentó para conversar sobre mis necesidades y las de ella.

Mi tarifa es XXXXX, no plancho y como desayuno y almuerzo”. Le dije que justamente necesitaba alguien que planchara y como sólo somos dos personas no creía que fuera muy complicado para ella. Respecto al almuerzo le dije que debía encargarse ella y que el desayuno debía traerlo de su casa.

Cuando yo iba saliendo surgió esta conversación (no omito adornos, fue así):
Ella: A qué hora regresa para que yo pueda irme?
Yo: A qué hora termina usted?
Ella: depende de la hora en que usted regrese
Yo: cuando va a casa de XXXXX a qué hora llega y a qué hora se va?
Ella: a las 8:00 am y me voy después de almorzar, cerca de las 2:00 pm
Yo: así que usted sólo trabaja medio tiempo?
Ella: bueno, puedo irme de acá a las 3:30 pm
Yo: qué le parece si se va cuando termine?
Ella: (me torció los ojos). No hay café?
Yo: si hay
Ella: podría abrirme la cafetera que yo no puedo?
Yo: (hice café, se lo serví, me despedí y me fui)

La señora a la semana siguiente me cambió el día (sin avisarme).
Ya tiene 3 semanas viniendo, en las cuales he debido re-planchar camisas por las noches, lavar la cafetera y la licuadora luego de que se va, poner cosas en su sitio (parece que las mueve y se le olvida dónde estaban).
He notado que no mueve los muebles para limpiar (es decir, limpia sólo por donde pasa la novia) porque no puede hacer fuerza. Ya rompió un vaso y un tomacorriente, me ha regañado un par de veces porque no encuentra algo, desayuna en mi casa y a la hora del almuerzo aunque yo esté no prepara comida para dos...

En fin, sigo en la búsqueda de una persona que limpie cerca de cómo yo lo hago, que cuide mis cosas como si fueran de ella, que justifique lo que gana (así como me lo exigen en mi trabajo), que sepa planchar, es decir, una simple señora de servicio responsable y honesta… ¿es tan difícil? ¿tendré que pedirla al Niño Jesús, a Santa, al Espíritu de la Navidad y a los Reyes Magos?

Tags: , , .

19 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Difícil? Imposible diría yo! Por eso hay mujeres que si sus maridos las engañan con la chica de srvicio y ésta última hace bien su trabajo, prefieren salir del marido y quedarse con la chica! Jajajaja! Te deseo suerte en tu búsqueda, nada fácil!

Anónimo dijo...

jajajajajaja, tengo una historia bastante parecida a esta.
La señora no lavaba ropa, no cocinaba, y si planchaba 10 cositas no hacía más nada. Jamás lava baños o cocinas, sólo barría (por donde pasa la reina) y remojaba el piso con un coleto.
En una oportunidad la señora rompío el brazo del sofá de mi casa porque lo utilizó para recostar su delicado cuerpo de apróximadamente 120 kilos mientras veía su novela. Fin de la historia, Señora, no venga más.

Todavía no he encontrado reemplazo, pero mi casa esta mas limpia que nunca

Anónimo dijo...

Honestamente no creo que el niño Jesús se ocupe de eso. Haz probado comprar un@ esclav@?

Evelyn dijo...

Gracias Flaca simplona por desearme suerte!!!!

Suele suceder J.O.T.A., nadie cuida lo suyo mejor que uno. Y es verdad, nada queda tan limpio como cuando uno arranca tiempo de donde no hay para hacerlo.

Xtremevj gracias por la sugerencia... ¿pero una esclava?, ¿qué es entonces lo que las señoras de servicio se supone que hagan? pagas a veces incluso más de lo que ganas por un día de trabajo de más de 8 horas en una oficina ¿y no se vale quejarse cuando las exigencias de ellas son superiores a las tuyas?
Ups, qué alguien entonces me explique cuál es el perfil de las señoras de limpieza en Venezuela.

luis dijo...

Teniamos una muchacha, que era divertida, trabajaba como una maquinita, era increible, no paraba, planchaba de maravillas, era antichavista. Cocinaba. Trabajo par nosotros 4 años. Hace como dos meses se fue. Se caso y vive en el interior. No la felicite, es mas en algunas noches oscura plenee como matar al novio.
Desde ese momento estamos pasando por una historia similar a la tuya. y me tengo que poner la ropa sin planchar, hasta he descubierto que si la metes debajo del colchon en la noche, al dia siguiente amanece mas o menos planchada.
Pero estamos en crisis.

Anónimo dijo...

Dificil tener una opinion. Osea hay argumentos para ambas posturas, y como lo hizo mi presidenta, al no votar ni por guatemala ni por Venezuela, yo tambien me abstengo de opinar!

Evelyn dijo...

Luis gracias por la idea de la ropa bajo el colchón.
Entiendo por completo tus instintos asesinos!!

Hola Alfredo, gracias por pasar por acá.
Muy buena tu posición, pero tranquilo yo no voy a llegar a los limites de la deseperación amenazando a quienes leen mi cuaderno! :D jajajaja
Peró en serio, necesito saber cuál es el conflicto que inicié ingenuamente aquí.

Lokita dijo...

Como te explico amiguita, yo antes hacia todo en la casa junto con mi esposo, aveces venia una señora que es una maravilla, el problema es que nunca esta libre (porque de verdad que es una maravilla), la cosa es que ya no tenemos tiempo nosotros de mantener la casa, asi que despues de pasar casi 4 meses en la busqueda ayer por fin fue una señora a recoger la casa, no me quejo pero de verdad que no es lo mismo cuando limpia uno mismo, asi que mi esposo y yo decidimos limpiar nosotros a fondo una vez al mes y que ella la mantenga entre semanas.

Saludos

SB dijo...

Evelyn, muy buen post!
Por mi casa hemos visto pasar de todo, la señora que tenemos actualmente viene cuando a ella le parece pero cuando mas se le necesita, nos deja embarcados, el repertorio de excusas es bien variado, en una oportunidad se desaparecio por una temporada porque segùn ella, "ya no necesitaba trabajar" resulta que a la doña le ofrecieron una beca en una de las "misiones", la cual nunca le dieron. Ah, y cuando nos descuidamos se trae a sus retoños porque no tiene donde dejarlos.
En fin, la señora es trabajadora, cocina, plancha de maravilla y es honesta, pero ya ves, nada es perfecto. Hay que tener suerte con esas señoras.

Suerte en tu búsqueda!

SB

Evelyn dijo...

Bienvenida Lokita, lo que comentas es una muy buena alternativa... varias veces lo hemos conversado y hasta intentado, quizás con esta crisis se consolida.

SB, cómo te explico???, es horrible, increible!!!

Curiosa dijo...

A mi lo que realmente me molesta es la actitud que estas "señoras" tienen últimamente. Yo no he tenido suerte para nada. Una vino un dia y me robó (creyó que nunca me iba a dar cuenta de que faltaba algo),una vino y queria desayuno,almuerzo,casi ni barria y de casualidad pasó un coletico y estaba apurada asi que se fue a las 2:00pm,la última fumaba por toda la casa (cosa que odiamos y que me parece una falta de TODO), pasaba "coleto" con la escoba mientras barria ?¿? o sea cuando se fue tuve que limpiar TODO de nuevo y estaba super cochino,tuvo los brios de cobrarme mas de lo que me habia dicho y me llamó para preguntarme cuando volvía cuando le dije que no y me preguntó por qué le dije TODOOOO y me dijo que a ella nadie se le habia quejado (con la pinta que tenia,les daria miedo jajaja)
Que odisea, y yo que pensaba que era la única.

Anónimo dijo...

Ay Eve!! me parece estar escuchando a Ellen (mi esposa). ja,ja,ja. Te deseo suerte.
Un beso.

Evelyn dijo...

Ay Curiosa no, no eres la única.
¿Pero verdad que es incomprensible?, yo porque sólo escribí de los últimos meses, pero te cuento que una vez vino una mujer (hace unos cuantos años) y me robó el pasaporte. Lo peor es que al comentárselo a la persona que me la recomendó no me creyó!!! hasta que un día la doña no regresó más... supongo que se fue a su país gracias a MI pasaporte!!!!

Victor dile a Ellen que la apoyo en su desgracia, y que no se preocupe pues la comparte con muchas otras!

apux dijo...

esto es asi: estan las cosas dificles de conseguir y una buena señora de servicio

suerte con la proxima

Anónimo dijo...

Eve, me da mucha pena oír esto. De verdad es un karma.

Yo tengo la Sra. Anita desde hace 2 años y medio, como bien tú sabes.

Mi secreto ha sido "calarme" algunas cosillas y tratar de ir redireccionando otras...

Pero en fin, es un trabajo arduo. ¡Mucha suerte!

Evelyn dijo...

Gracias Apux y Monique por las porras.
Besos a ambos

Autentico dijo...

Deberian hacer como hace un amiga mia, poner a limpiar al marido y vas a ver que en dos semanas el te consigue la mejor cachifa que el dinero pueda pagar

Evelyn dijo...

Auténtico, gracias por tu anotación en mi cuaderno, espero conseguirte con frecuencia por acá!!
Respecto a lo que dices: también lo he intentado, él también ha buscado como loco... pero naaaada... :(

Dr. Limpio dijo...

Por lo que he leido aquí...es una lástima que no estéis todos en Barcelona!!! En nuestra empresa las chicas de limpieza están formadas para que sepan limpiar y planchar con una altísima calidad, se supervisan los servicios y todas están debidamente aseguradas y con salarios dignos.

No sé que precios se barajan por ahí, pero aquí, por un poquito más, merece mucho la pena contratar la limpieza de profesionales y no una persona que se dedique a ello sin contrato y sin formación en limpieza. Además, a la larga se ahorra mucho dinero, tanto en productos de limpieza como en salarios, ya que un/a profesional sabe como limpiar bien aprovechando el tiempo al máximo, por lo que no se facturan horas que una asistenta no profesional se pasaría mirando el televisor, tomando café a cuenta de la casa o sentada en el sofá sin hacer nada.

Eso sí, en este sector, como en todos, también hay empresas muy poco profesionales y que explotan a sus empleados, hay que saber elegir bien y exigir garantías.

Al final se trata de una cuestión de profesionalidad...

Mis mejores deseos y mucha suerte en la búsqueda!
Un abrazo,

Dr. Limpio